Dentro del ámbito laboral del siglo XXI, la competencia implementada y fortalecida con la comunicación, el marketing y las redes sociales, ha llevado a las empresas a buscar incesablemente la mejora continua de la mano de la innovación y la creatividad. Pero para que esto sea posible, todo grupo de trabajo debe comenzar por reconocer que no todos podemos aportar al mismo nivel, y tenemos diferentes manera de ver, analizar y comprender la realidad que nos rodea. Para comprender cómo manejar y administrar este desarrollo, es que grandes empresas han contactado a reconocidos creativos y pensadores contemporáneos, por ejemplo, Jeff Degraff.

Profesor en Ross School of Business de la Universidad de Michigan; Jeff Degraff es socio administrativo de la Competing Values Company (Compañía de Valores de Competencia), una empresa consultora que asiste a líderes en la facilitación de cambios, innovación y crecimiento. Sus libros, incluyendo “La creatividad en el trabajo” y “Líder en innovación” han sido utilizados por muchas compañías de Fortune 500, la lista que destaca a las primeras 500 empresas de todo el mundo, medidas por los ingresos.

El enfoque de DeGraff ha sido particularmente exitoso en empresas como General Electric, y su fundamentación se enfoca en tener la capacidad de distinguir los tipos de creatividad que tiene cada persona dentro de la empresa, ya que, al igual que con los tipos de inteligencia, la importancia reside en explotar las capacidades individuales para fortalecer el potencial grupal.

Estos son cinco niveles y tipos de creatividad, desde el más fácil hasta el más difícil de dominar.

  1. Creatividad mimética: La mímesis es un término que significa imitación o remedo, es una de las maneras más primitivas de crear, y la base del proceso de aprendizaje. Así como los niños que aprenden imitando a sus padres, el observar e imitar actitudes de otras personas ante problemas similares puede generer ideas nuevas. Al tomar una idea de una disciplina y aplicarla en otra, conectamos experiencias funcionales a diferentes ámbitos y generamos soluciones nuevas.
  1. Creatividad bisociativa: “Bisociativo” es un término creado por el novelista Arthur Koestler en su libro The Act of Creation. Este término describe cómo nuestra mente consciente puede conectar los pensamientos racionales con los intuitivos para producir los llamados momentos Eureka o momentos de iluminación. Este tipo de creatividad se produce cuando una idea familiar es conectada con una idea poco familiar para producir una nueva idea única e innovadora. Se basa en la dinámica de las tres F:

Fluidez – Es más productivo tener muchas ideas sin pulir que pocas “buenas” ideas porque entre mayor sea la diversidad de ideas, es mayor el rango de posibles soluciones.

Flexibilidad – A menudo tenemos la idea “correcta” pero la hemos colocado en el lugar “equivocado”, así que tenemos que moverla por ahí para ver donde se ajusta mejor para cumplir con nuestros desafíos.

Flujo– No somos creativos bajo presión. Tenemos que estar tanto estimulados como relajados para extraer la energía necesaria para crear. Las ideas se vuelcan sin problemas cuando comenzamos a disfrutarlo.

  1. Creatividad analógica: Las analogías nos permiten pasar información de un ambiente a otro para comparar y enfrentarse a problemas desconocidos. Así como hemos detallado en nuestro artículo Estrategia Sinéctica, volviendo extraño lo conocido, las analogías permiten pensar fuera de los parámetros comunes y enlazar situaciones lejanas para dar lugar a nuevas ideas. Es decir, podemos tomar algo que creemos que conocemos y utilizamos la analogía para hacerlo desconocido. Los artistas lo llaman ‘desfamiliarización’.
  1. Creatividad narrativa: Este tipo de creatividad se ve reflejada en la capacidad de crear historias. Unir personajes, acciones, descripciones, gramática y narración en un relato. La narrativa se refiere a comunicar en secuencia, ya que la manera en la que se cuenta una historia también incide en su atractivo, el cómo es contada dice mucho del relator, su capacidad de expresión y creación.
  1. Creatividad intuitiva: Es la forma más grande la creatividad. La intuición se trata tanto de recibir ideas como de generarlas. Aunque hay diferentes métodos para impulsar este tipo de creación, entre ellas es la meditación o el yoga, todos son resultados de la constancia en la búsqueda del desarrollo creativo. El objetivo es vaciar la mente, relajarse y crear un estado de conciencia fluido que le permita a las ideas llegar fácilmente.

Definiendo los niveles de creatividad en el que se encuentra el personal y cooperando en el desarrollo grupal las empresas logran hacer del trabajo en equipo un punto de generación creativa donde las experiencias y conocimientos de articulan, generando innovación y liderazgo tanto internamente como a nivel social.


 

http://www.informabtl.com/conoce-los-5-tipos-de-creatividad/

http://www.cnnexpansion.com/mi-carrera/2013/10/03/descubre-los-cinco-tipos-de-creatividad

http://noticias.universia.es/tiempo-libre/noticia/2013/10/14/1055661/conoce-5-tipos-creatividad.html

Anuncios