La estrategia sinéctica es un método creado por el psicólogo e inventor William JJ Gordon para la solución de problemas. El origen de esta definición proviene del griego y significa, citando a su creador, «el proceso creativo como la actividad mental desarrollada en aquellas situaciones donde se plantean y se resuelven problemas, con el resultado de invenciones artísticas o técnicas.»

La clave al utilizar este método es comprender que la claridad de la definición del problema es básica para saber a dónde se quiere llegar, aunque no se conozca el camino, ¿qué significa esto? En primer lugar debemos darle rienda libre a los componentes emocionales e irracionales ya que estos son los que incrementan el pensamiento creativo, pero posteriormente, para saber a dónde llegar, será necesario utilizar nuestro pensamiento intelectual y racional para ordenar y justificar los resultados obtenidos.

El pensamiento sinéctico es el proceso mediante el cual se pueden crear conexiones que unen elementos aparentemente desconectados, y para generar estas conexiones se establecieron dos principios que constituyen las bases de la sinéctica:

  1. Volver conocido lo extraño: este principio se enfoca en la función básica de la mente de intentar acomodar los problemas nuevos a esquemas ya conocidos. Al asimilarlo como una experiencia ya vivida la solución regresa en forma de recuerdo y se cierra el problema al comparar el concepto nuevo con uno ya conocido y convertirlo en algo familiar por la similaridad encontrada.
  1. Volver extraño lo conocido: aquí es donde se debe explotar la irracionalidad y las emociones deben pasar a primer lugar. No es fácil la práctica de ver algo familiar como desconocido, pero esta técnica se basa en generar el ejercicio de ver las cosas desde otro punto de vista, ya sea desde ponernos en el lugar de otra persona e intentar pensar como ellos o encontrarle una nueva función a un objeto para aportar una nueva perspectiva al problema. De este principio nacen las cuatro técnicas de la sinéctica, todas destinadas a transformar nuestras percepciones.

Analogía personal: esta analogía pretende que cada persona del grupo se identifique con un objeto a partir de la pregunta ¿si yo fuera…? Para lograr una fusión que nos de una mirada desde adentro del problema y así comprender diferentes visiones mediante la yuxtaposición de realidades distintas.

Analogía directa: tiene el objetivo de establecer una relación entre el tema tratado y otros fenómenos diferentes, ya sean tecnologías, objetos u organismos, por ejemplo, al hablar de algo circular establecer relación con el planeta o el globo ocular, su funcionamiento y estructura. Las ideas se van hilando hasta dar con una característica funcional al tema planteado.

Analogía simbólica: para esta técnica se utiliza una palabra clave del problema con el objetivo de descomponer sus significados generales hasta llegar a analizar en su esencia. Esta parte del proceso tiene detalles prácticamente poéticos, donde al integrar los resultados obtenidos de la descomposición de las diferentes partes del problema obtenemos frases nuevas y seguramente raras. Al utilizarlas así se partirá de una idea totalmente renovada para la solución del problema.

Analogía fantástica: para esta técnica se debe eliminar todo tipo de pensamiento racional. El juego de encontrar soluciones imaginarias más alla de lo posible ampliará las visiones, con el atractivo de desembocar en un pensamiento convergente para conseguir la manera de poner en práctica estas ideas en el mundo real.

El pensamiento sinéctico funciona, como ya hemos visto, sobre la base de la fusión de elementos contrarios. Así, mediante el uso de analogías, se logra una sinergia que produce grandes resultados, gracias a la suma de las partes. Debido a esto, se recomienda el trabajo en equipo, ya que estimulará la generación de ideas interrelacionadas, así como será más fácil llegar a conclusiones factibles para la solución del problema.

Gracias a este tipo de métodos de simplifican los problemas complejos y se estimula de manera funcional la imaginación y la flexibilidad, agregándole valor al unirse con la organización racional que genera los resultados tangibles.


 

Gordon, William J.J.: Sinéctica. El desarrollo de la capacidad creadora

http://www.rinconpsicologia.com/2011/07/que-es-la-sinectica.html

http://www.enplenitud.com/creatividad-la-tecnica-del-pensamiento-sinectico.html#ixzz3shslJMUE

Libro digital, Libro de creatividad ¡Q´buena idea!, editorial Planeta

Anuncios